El primo

Las relaciones entre primos suele ser siempre positiva, posiblemente por compartir un 12% de los genes. Cuando los niños se relacionan con otros niños de la misma edad, les hace ser más sociables y por ello, la relación entre primos suele ser provechosa. A veces hasta se comparten las mismas vocaciones.

Si pusiéramos en fila a generaciones anteriores, con 80 personas sería suficiente, se podría llegar a la época romana. Por ello, hay gente que asegura tener primos repartidos por todo el mundo.

Sin embargo, cuando hablamos de las relaciones entre primos de diferente sexo, la cosa cambia. ¿Quién no ha oído decir eso de: “tengo un primo que está buenísimo”? Y es que, a lo largo de la historia, se han dado y se siguen dando matrimonios entre primos.

La iglesia siempre se ha posicionado en contra al considerar que los hijos nacerían con malformaciones pero estudios científicos recientes han descubierto que esto no es cierto, y que el riesgo es el mismo que para una mujer mayor de 40 años.

Los musulmanes del norte de África, en cambio, consideran bien el matrimonio entre primos, para mantener así el patrimonio dentro de las familias. Mientras que en India, la iniciación sexual se daba entre primos.

Y hablando de primos, ¿quién no recuerda al famoso primo de zumosol? Teniendo en cuenta que tenemos primos repartidos por todo el planeta, ¿a quién no le gustaría agregar a este primo a su árbol genealógico? Imaginaos ese primo alto, moreno, con músculos por doquier, prudente, protector… Vamos, lo que queremos todas.

¿Te has enamorado alguna vez de tu primo? ¿En tu familia hay un primo de zumosol? ¡Danos tu opinión!

Esta entrada fue enviada por Mujer y etiquetada como , , , , , , .

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>