Cómo nos afecta el color en nuestro trabajo

El color nos puede afectar a la hora de ver el entorno que nos rodea. Su buen uso puede hacer que nuestro trabajo sea más seguro, ya que es el encargado de embellecer o alterar el lugar. Con el color podemos ocultar, destacar y disimular algo, pero un mal uso de él produce el efecto contrario como anular, trastornar o desmoralizar.

Mediante el color percibimos mejor los objetos, por ello en algunos trabajos donde existe zonas de peligro las podemos diferenciar de otras gracias a él.

Los colores también influyen sobre la luz. Los más claros dan sensación de mayor volumen mientras que los colores oscuros producen acercamiento por lo que deben de estar perfectamente situados ambos.

Además, están los colores fríos, indicados para lugares con mucho ruido ya que tienen la propiedad de anular estos existen otros colores con un poder de atención como por ejemplo: el rojo en juguetes, los tonos pastel en cosmética y los verdes en joyería.

Según demuestran varios estudios, los tonos amarillo-anaranjados no son aptos para el transporte público pues favorecen al mareo, siendo los más recomendados los tonos fríos, ya que crean una sensación relajante.

El color nos permite conocer mejor nuestro entorno y también está presente en nuestro estado anímico afectándonos en nuestro lugar de trabajo por lo que debemos tener en cuenta que tanto el color como la luz favorecen nuestra convivencia y bienestar.

Esta entrada fue enviada por Autoestima y etiquetada como , , , , .

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>